El Ejecutivo destina 10 millones de euros a la formación profesional para desempleados

El consejero de Economía ha presentado hoy la programación de 247 cursos que darán cobertura formativa a 3.705 personas

Santander - 07.12.2017

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha presentado, en rueda de prensa, la nueva programación de cursos en el ámbito de la formación profesional para el empleo, dirigidas prioritariamente a personas trabajadoras en situación de desempleo, aprobada hoy en Consejo de Gobierno, y que cuenta con una inversión del Ejecutivo de 9.996.922 euros distribuida entre los ejercicios 2017, 2018 y 2019.

En total, se han previsto 247 acciones formativas que darán cobertura a 3.705 personas de toda la región. De ellas, un 20 por ciento estarán dirigidas a la comarca del Besaya.

Sota ha enfatizado en la importancia que adquiere hoy en día la formación, agente facilitador "fundamental para la inserción laboral", y ha subrayado el "esfuerzo continuo" del Gobierno de Cantabria en este aspecto. Además, ha defendido la colaboración con empresas y sindicatos para cubrir las necesidades formativas que llegan a la Consejería.

Así, se llevarán a cabo 199 acciones de acceso general para personas demandantes de empleo y en desempleo, inscritas en el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), que sumarán 2.985 plazas. Por otra parte, y dentro del Plan de Acción Besaya 16-18, un total de 720 personas se beneficiarán de los 48 cursos que se impartirán en esta comarca, con una inversión que supera los 2 millones de euros.

Además, Sota ha explicado que en esta ocasión se ha dado prioridad a la adquisición de competencias clave en lengua castellana, matemáticas e idiomas necesarias para poder acceder a los certificados de profesionalidad de nivel 2 y 3 para aquellas personas que carecen de la titulación requerida para ello.

23 cursos nuevos

El titular de Empleo ha resaltado que 23 de estos cursos no se habían ofertado hasta la fecha y que responden a las demandas de los nuevos nichos de mercado, entre los  que se incluyen programas de comercio electrónico, herramientas web 2.0, gestión de comunidades virtuales y redes sociales o los niveles A1 y A2 de alemán.

En cuanto a las fechas previstas para que dé comienzo la programación, el inicio se producirá a partir de enero y tendrá que estar completamente ejecutada a finales de agosto de 2019. Quienes quieran informarse específicamente de alguna de estas actividades, podrán hacerlo a través de las oficinas de empleo, del portal web del EMCAN (empleacantabria.com), las redes sociales de este organismo o el teléfono de información administrativa del Gobierno de Cantabria 012.

La Consejería trabajará en los próximos días con los centros de formación para establecer el calendario definitivo.

Como novedad, este año se ha previsto que el resultado de las acciones sea sometido a evaluación por parte de la Mesa Sectorial de Empleo y Formación y, en caso de detectarse alguna carencia, se pondrá en marcha, en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, un mecanismo previsto en la Ley de Presupuestos de 2018 para que se oferten certificados de profesionalidad en centros públicos a las personas desempleadas en aquellas especialidades que no impartan los centros privados de formación.

Formación con compromiso de contratación

Además, el EMCAN cuenta con un programa abierto al que destina 1.040.000 euros con el fin de satisfacer las necesidades planteadas por las empresas que busquen un determinado perfil profesional. Así, el Gobierno financiará una formación específica a cambio de que las compañías asuman el compromiso de contratar, a tiempo completo y durante al menos seis meses, al 60 por ciento del alumnado formado. El periodo de presentación de estas solicitudes se abre el 1 de enero.

Finalmente, Sota se ha referido a los datos disponibles en relación a los cursos finalizados entre el 1 de mayo de 2016 y el 30 de abril del presente año. Del total de 4.156 personas que obtuvieron esta formación en ese periodo, 2.602 encontraron un empleo. Así, la inserción laboral alcanzó el 51,4 por ciento a los seis meses de haber finalizado el programa y el 64,9 por ciento tras los doce meses.

5315925